4 cosas que las pequeñas empresas pueden ofrecer que las grandes tiendas no pueden competir

4 cosas que las pequeñas empresas pueden ofrecer que las grandes tiendas no pueden competir

Los propietarios de pequeñas empresas se enfrentan a muchos desafíos y el ritmo de las grandes empresas de grandes marcas suele estar a la vanguardia. Jugar a David con los gigantes corporativos 'Goliat no es una hazaña fácil. Cuando te encuentras preocupado por cómo competirás con las tiendas más grandes, te ayudará concentrarte en lo que tu pequeña empresa trae a la mesa que los grandes minoristas no pueden.

1. Conexiones más profundas con los clientes.

Como propietario de una pequeña empresa, tiene una oportunidad única de conectarse con personas a nivel personal. Conozca a las personas que frecuentan su negocio y tómese el tiempo para comprender sus preferencias. Escuche a las personas que contribuyen a su balance final, para que pueda moldear su negocio y crear experiencias personalizadas para el cliente.

Si tiene una librería, por ejemplo, es probable que esté en sintonía con lo que está leyendo su clientela habitual. Ese conocimiento hace que sea más fácil hacer recomendaciones o crear eventos en la tienda que pueden llevar a las ventas. Un cliente que entra en una librería grande, por otro lado, puede estar solo cuando se trata de elegir su próxima lectura.

2. Mayor agilidad.

En el mundo de los negocios, las tendencias pueden cambiar a la perfección. Debido a esto, los propietarios de negocios tienen que ser capaces de rodar con los golpes para seguir siendo competitivos. Las pequeñas empresas tienen una ventaja sobre las grandes empresas en cuanto a su capacidad para girar y remodelar su plan de juego cuando el mercado cambie.

Por ejemplo, adoptar una nueva forma de tecnología, como un sistema mejorado de Punto de Venta, puede ser menos arduo para un tendero especializado que administra una tienda. Una gran cadena de supermercados puede tardar varios meses en actualizar su sistema. Lo mismo es cierto para proyectos como actualizar el sitio web de su negocio o lanzar una campaña de cambio de marca. Cuando opera en una escala más pequeña, puede haber menos retrasos y menos tiempo de retraso cuando es necesario un cambio.

3. Un enfoque más estricto

Dirigir una pequeña empresa significa que hay menos espacio para el error, pero eso puede ser positivo en comparación con las grandes empresas. Piénselo de esta manera: los minoristas de cajas grandes pueden ser como un buffet. Siempre tienen que almacenar muchos artículos diferentes. Sus clientes pueden abastecerse de comestibles, comprar neumáticos nuevos y surtir recetas en un solo lugar.

Si bien eso es ciertamente conveniente, una empresa más pequeña está mejor posicionada para centrarse exactamente en qué productos y / o servicios son más importantes para los clientes. Eso, a su vez, hace que sea más fácil ver qué funciona y qué no, por lo que puede deshacerse de cualquier peso muerto que arrastre su negocio hacia abajo.

4. Valor agregado

Un error que los dueños de negocios pueden cometer es creer que tienen que reducir los precios para mantenerse competitivos con las tiendas más grandes. Si bien eso puede ayudar a impulsar algunos negocios, bajar sus precios no solo disminuye las ganancias, sino que también puede tener la consecuencia involuntaria de hacer que los clientes vean sus productos y servicios como de menor calidad.

Una alternativa más inteligente es dar un paso atrás y observar lo que su empresa ofrece a sus clientes más allá del valor monetario. ¿Tiene un profundo conocimiento sobre un tema en particular que puede compartir? ¿Puede proporcionar productos o servicios más rápido de lo que lo haría una empresa de renombre? ¿Ofrece su tienda un ambiente acogedor al que los clientes querrán volver una y otra vez?

Estos son los tipos de preguntas que debe considerar si tiene problemas para descubrir qué le da a su empresa una ventaja sobre la competencia corporativa. Cuanto más detallado pueda estar en sus respuestas, mejor. Escuche los comentarios de los clientes y supervise sus tendencias de ventas si está en blanco. En última instancia, saber lo que sus clientes desean, necesitan y esperan es esencial para consolidar la posición de su negocio en un mercado abarrotado.

La financiación estratégica proporciona los fondos operativos necesarios para las pequeñas empresas. La financiación estratégica ha ayudado a las empresas en cientos de industrias. Las industrias atendidas incluyen: restaurantes, servicios personales, construcción, medicina, manufactura, agricultura, tiendas minoristas, automotriz y tiendas de alimentos.


Empiece hoy

Vamos a conseguirle la financiación que necesita para hacer crecer su negocio. Ya sea que esté buscando expandir, comprar equipos, cumplir un pedido o estabilizar su flujo de efectivo, podemos obtener el tipo de financiamiento adecuado para sus necesidades. Si aún no está seguro de qué tipo de financiamiento es el adecuado para usted, puede utilizar nuestro herramienta de emparejamiento o llámenos al (800) 780-7133 hablar con uno de nuestros especialistas en financiamiento.

es_ES
en_US es_ES